www.lavegadesanmateo.com

www.lavegadesanmateo.com
Para ir a la página principal picar sobre este enlace

lunes, 13 de abril de 2015

ENTRE ELIXIRES Y PÓCIMAS NAVEGA UN PÉTALO EN BUSCA DE UN CORAZÓN.-

Por: Belkys Rodríguez Blanco
Licenciada en Periodismo por la Universiad de la Habana
Reportera y redactora


Entre elíxires y pócimas navega un pétalo en busca de un corazón
-Entrevista Cultural-
Portada del libro: PÉTALO 21
En el año 2010 la escritora canaria Sandra Franco Álvarez publicó su primera obra infantil-juvenil El Lagarto de Ansite, una historia llena de secretos, tesoros y fantasía que formó parte de la colección de Episodios Insulares de Cam-PDS. Luego llegó El Elixir Curalatodo, de Babidibú-Libros, un relato de amor y amistad en medio de la geografía canaria que Sandra escribió a dos manos con el autor canario de LIJ, Daniel Martín Castellano. El pasado año se convirtió en el volumen de literatura infantil más vendido en la Feria del Libro de las Palmas de Gran Canaria. En estos dos últimos años, nuestra escritora ha participado de forma consecutiva en el Congreso de Jóvenes Lectores de  Gran Canaria y fue invitada al Salón del Libro Infantil y Juvenil de Madrid en el 2014. Inquieta y apasionada, Sandra, además de inventar deliciosas historias para niños y jóvenes, juega con las imágenes para construir nuevos argumentos. Proyectos literarios y fotográficos van de la mano por el mismo sendero.
No todo el mundo tiene la fortuna de conocer a una brujita “de fiar” que tiene la fórmula secreta para fabricar el elíxir que lo cura todo, absolutamente todo. Sandra puede ser un lagarto que guía a dos niños exploradores por los vericuetos de una fortaleza canaria. Puede ser una lechuza y una musaraña que se envían cartas para acortar distancias, y puede ser también un pétalo de Margarita que viaja en el viento buscando un corazón.
Sandra Franco Alvarez
P: ¿Cómo ha cambiado Sandra desde que escribió aquella historia de un lagarto que vivía en la fortaleza de Ansite y la que nos presenta ahora el recorrido de un pétalo muy peculiar?
Han pasado cinco años desde la publicación de mi primer libro de literatura infantil y juvenil, y supongo que algo ha cambiado, o así lo siento yo. Desde hace un par de años para acá me interesa mucho el mundo de las emociones y la creatividad de nuestros lectores más jóvenes. Intento tener estos dos conceptos muy presentes a la hora de escribir para los niños. Afortunadamente, se comienza a trabajar las emociones y la creatividad ya en las escuelas.
P: Los animales un tanto peculiares y el paisaje canario ocupan un lugar especial en tus historias. ¿Por qué?
La Naturaleza me enseña constantemente a no perder la referencia de lo pequeñas y efímeras que somos las personas. Me da mucha energía en mí día a día. Creo que esa es una de las razones por las que amo tantísimo el mar. Escribo principalmente sobre lo que mejor conozco: el Atlántico y los parajes naturales de estas islas.
P: ¿Qué te aportó como escritora el hecho de construir a dos manos una historia  como la que nos cuentan  tú y Daniel Martín en “El Elíxir Curalotodo”?
La experiencia de compartir algo muy mío, casi íntimo (me refiero al proceso de escribir) con otra persona, en este caso con Daniel, con su larga y entregada trayectoria dentro de la LIJ canaria, ha sido una de las aportaciones que más valoro. Volvería sin duda a escribir con alguien que tuviera la sensibilidad, la vitalidad y la sencillez de Daniel Martín. Ahora, una vez publicado el libro, la aportación que me da El Elíxir Curalotodo es tener el feed back de los propios lectores. Esta última es una vivencia maravillosa, la cual te deja con la sensación de estar sobre un manto de nubes del que no te apetece bajar.
P: “El  Elíxir Curalotodo” ha sido un éxito de ventas, ha llegado a muchos centros escolares e, incluso, ha cruzado fronteras isleñas y ha llegado hasta Madrid. ¿Cuál crees que sea el secreto del éxito de este libro?
Creo que esta pregunta sería también muy interesante que pudieran responderla los lectores. Pero si de algo estoy segura es de que trabajar en equipo, tener intereses comunes como los que tenemos Daniel y yo (amar nuestros paisajes y cultura, sin sentirnos el ombligo del mundo), expresar nuestras emociones, añadiéndoles unas gotitas de mucho trabajo e ilusión, ha despertado ese interés que ha llevado a El Elíxir Curalotodo a estar presente, como libro de lectura, en más de una veintena de centros escolares, a participar en el IV Congreso de Jóvenes Lectores de Gran Canaria y en el Salón del Libro Infantil y Juvenil de Madrid. Por supuesto, también hay un trabajo maravilloso realizado por Marina Seoane, la ilustradora de El elíxir Curalotodo. No tienen más que ver la portada del libro. Luego en el interior te encuentras más de una veintena de ilustraciones suyas.
P: ¿Cuáles son los valores fundamentales que intentas transmitir con tus historias?
Cuando escribo, transmito lo que me mueve en ese momento, cómo me siento, cómo recibo lo que observo. Aunque la amistad, los sueños y la esperanza son valores que cobran mucha fuerza para mí e intento que estén presentes en las historias que fabrico.
P: ¿Cómo puede un pétalo de margarita ser protagonista de una historia? ¿Qué sorpresa nos depara esta nueva entrega?
Este pétalo no es un pétalo común y desea cosas que solo se plantearían las personas. El hecho de tener su sueño propio, de arriesgarse, de creer, de superar los miedos, todo ello le deparará un premio extraordinario: hacer un viaje directo al corazón. Además, Pétalo 21 ha juntado, a la vez, a diferentes creadores (escritor, ilustrador, músico, escultor, fotógrafo, periodista, alumnos y maestros). Creo que la verdadera fuerza de esta historia está en todo este trabajo conjunto que se ha hecho. He estado muy bien acompañada durante todo el proceso. Me siento muy afortunada por ello.
P: ¿Podrías afirmar que la literatura infantil y juvenil se encuentra en un buen momento?
Nos encontramos con gente que tiene mucho talento, pero al mismo tiempo con la dificultad de publicar, además de los problemas en la distribución por la lejanía de las islas. Por otro lado, la compra de libros ha descendido y esto dificultad aún más el panorama actual. Pero esto no es motivo para echarnos para atrás. Yo no quiero perder la ilusión y pienso seguir trabajando y apostando por este oficio que amo.
P: Me ha contado una musaraña muy habladora que Ana María Matute es una especie de gurú literario para ti. ¿Es cierto esto? ¿Por qué?
Si, muy cierto. Me acercó a Ana María Matute una buena amiga que me regaló Paraíso Inhabitado. A partir de ese momento ocurrió algo precioso, mágico; algo así como un hechizo literario. La marcha de esta autora me ha dejado huérfana, literariamente hablando. Sus cuentos han sido fuente de inspiración para mis libros y, afortunadamente, lo siguen siendo ya que continúo leyéndola. Ella, además de buena literatura, nos regaló a esa niña que nunca dejó de ser. Por eso, Pétalo 21 tiene una dedicatoria para ella. Se lo debía.
P: ¿Crees que la formación en talleres de escritura creativa es indispensable para escribir buenas historias? ¿O tal vez Sandra tenga una musa muy especial camuflada con traje de bruja?
A mi modo de ver, hay un poco de todo... Excepto lo de bruja... (Risas). Es una suma de formación, mucha lectura, trabajo diario, amor a la literatura, observación, documentación y grandes dosis de curiosidad.
P: ¿Qué me puedes contar sobre un proyecto con un nombre muy sugerente: Alargalavida?
Tania Coello Vega
Alargalavida surge de un trabajo largo, algo parecido a un  laboratorio experimental de nuestro propio trabajo en torno al fomento de la lectura y la escritura. El equipo de Alargalavida  de alguna forma apuesta por un género que, afortunadamente en este territorio, presume de tener autores referentes y dedicados casi en exclusiva a este género: Joaquín Nieto, Lola Suárez, Pepa Aurora, Juan Carlos Saavedra, Cecilia Domínguez, Daniel Martín, entre otros. Alargalavida, sello editorial de literatura infantil y juvenil canaria, nace apostando por una literatura mimada, más cercana al lector, donde ponemos especial hincapié en la importancia de las emociones y su desarrollo, nuestra idiosincrasia, la creatividad y las necesidades actuales que tienen nuestros jóvenes lectores. Además es una literatura hecha en Canarias, pero no exclusivamente para lectores canarios (es decir de autores canarios: escritores, ilustradores y narradores).
P: ¿Qué le queda por contar a Sandra Franco Alvarez?
La vida, mi curiosidad y los lectores me irán diciendo. Confío en ello. Ahora estoy mascullando una idea relacionada con el papel y la presencia tan importante de las mujeres. Es una idea que va creciendo y que ya empieza a coger forma en mi laboratorio personal.
VEGUEROS S.M.